Señales de que tu casa no es segura

Después de la oleada de sismos producidos en Granada, el último hace menos de una hora de una intensidad de 4,2 grados en la escala de Richter. Hay muchos granaínos, que se han ido a pasar la noche en sus coches, pues no saben si:

  1. Se a volver a producir un terremoto de mayor intensidad
  2. Su casa va a ser capaz de soportarlo y más si ya ha sufrido algún tipo de daño.

Tenemos la errónea idea, de que España no es un lugar de terremotos. Pero, aunque en el último siglo, apenas nos ha temblado el suelo, lo cierto es que en nuestro país, la tierra tiembla continuamente, lo que pasa es que apenas nos enteramos.

Y a lo largo de la historia, algunos de estos seísmos han sido históricos. Como el terremoto de Granada de 1884. Y anteriormente el gran terremoto de Lisboa (8,8), que en 1755 provocó un tsunami que barrió las costas de Cádiz y que acabó con la vida de 900 personas.

En la foto de arriba puedes ver un registro de todos los terremotos registrados en la Península ibérica.

Lo primero es determinar el diseño estructural de la vivienda, pudiendo ser:

Muros o pilares

Lo primero que debemos identificar, es si nuestra casa se sustenta por muros o por pilares. Y cómo lo hacemos?

Bien es muy fácil ver las columnas sobresaliendo en alguna esquina, aunque también podemos tener bajantes interiores que se ocultan detrás de machones.

Una pared que soporta cargas, es una pared más gruesa. Aunque en edificios viejos hay tabiques ligeros, que por deformaciones del piso de arriba, ha pasado a sustentar el forjado superior.

Por lo general, en edificios de varias plantas, suelen sujetarse por estructura de pilares y vigas. En cambio en casas viejas o casas pequeñas, con menos de 6 metros de separación, un muro de ladrillo o termoarcilla, puede soportar perfectamente el peso además de cerrar la construcción.

Para ver el estado de los pilares, es bueno bajar a los sótanos de los garajes, donde suelen quedar vistos. Allí si vemos un tono distinto de cemento, seguramente que haya sido una reparación, por una parte que se quedó hueca en el momento del hormigonado.

Como distinguir entre grieta o fisura

La diferencia entre grieta o fisura es, básicamente:

La grieta atraviesa todo el elemento, la fisura no

Por eso, para diagnosticarlo prueba con una hoja de papel a ver si puedes llegar «al otro lado». Puedes intentar frotar el material que estás atravesando y cuando cambie el color del polvo que sale, sabrás que has llegado a la siguiente capa que conforma la pared.

Grietas horizontales o verticales

Pueden ser muy chocantes, indican una separación de los elementos que conforman la pared, porque se han tenido que «estirar».

Conviene poner un «testigo» que indica el avance de la grieta. Para ver si avanza o no.

Generalmente, este testigo suele ser un pegote de yeso, uniendo ambos lados. Si el pegote se rompe, significa que la pared sigue moviéndose y de seguir así acabará cayendo tarde o temprano.

Grietas diagonales

Son las que más deben de preocuparnos, porque indican un «asentamiento diferenciado». Es decir, hay una parte del edificio que se está moviendo más que la otra.

Para detectar de donde viene el problema, tenemos que trazar una perpendicular en mitad de la grieta diagonal, hacia el suelo.

Es como intentar trazar una T imaginaria. Hacia donde apunta el rabito de esa T, nos dirá de donde viene el problema. Si por ejemplo apunta a un pilar, se hará necesario revisarlo a ver si se ha partido o su cimento se ha hundido más.

Juntas de dilatación

También es importante para todo el edificio, tener libertad de movimientos cuando se produce el temblor. Ya que si todo es muy rígido, si tratamos de que todo esté perfectamente unido, habrá un lado, por el que inevitablemente va a romper para liberar tensiones.

Y esto pasa con las telas asfálticas para impermeabilizar, con el suelo de concreto u hormigón, con todo.

Y por extensión, con las hileras de edificios. Si no hay una separación entre ellos, van a acabar chocando unos con otros, lo que va a provocar que se caigan.

En España, el reglamento de construcción que normaliza el cálculo estructural, viene determinado por el Código técnico de la edificación. En su apartado DB SE. Que viene a sustituir a la anteriorNBE AE 88.

¿Qué hacer en caso de seísmo?

  1. Si tu casa empieza a temblar, lo primero busca refugio debajo de una mesa, o cama, para que te proteja en el caso de caer cosas.
  2. Aléjate todo lo que puedas de armarios y estanterías. Pues son bastante inestables y causar muchos daños si te caen encima.
  3. Aléjate de los paredes que den a la calle por si estas se desplomaran
  4. Trata de ponerte, con el «caparazón a cuestas» debajo de una viga, ya que es uno de los puntos fuertes del edificio.
  5. Uno de los lugares más seguros de la casa es el baño.

Salir a la calle en un terremoto

El primer instinto cuando todo tiembla, es huir despavoridos al exterior, pero tienes que tener varias cosas en cuenta:

  1. El primer piso, ya es suficientemente alto para no intentar huir.
  2. Si eres capaz de salir en 15 segundos, puedes intentarlo.
  3. Si no puedes salir en 15 segundos, mejor busca refugio.
  4. El lugar más inseguro del edificio son las escaleras, recuerda que es ahí donde más gente encuentra los equipos de rescate.
  5. Una vez fuera, aléjate de fachadas que pudieran caer a la calle.

Ultima hora terremotos Granada

Si deseas tener más información de última hora sobre el enjambre de terremotos de Granada, puedes verlo en la Web del Instituto Geográfico nacional

Post relacionados:

1 comentario en “Señales de que tu casa no es segura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *