Daños por agua

¿Quien no ha sufrido un daño en su hogar por una fuga de agua?.

Además el agua, con su capacidad de adaptarse a cualquier medio, cambiar de uno a otro estado, deslizar, ascender por capilaridad y un largo etcétera … puede «engañarnos» con su origen verdadero.

Ahora bien, si llamas al seguro para decir que se te ha salido el agua, tienes que medir muy bien tus palabras, porque la señorita del otro lado, parece que está esperando que pronuncies algo que no esté cubierto por tu seguro para eximir de responsabilidad.

Qué cubre el seguro del hogar

En mi experiencia como cliente, siempre he oído la misma frase:

«El seguro en sí no cubre la fuga en sí, pero y aquí está el quid…. sí los daños por agua»

¿Qué significa eso en la práctica?. Que si llamas para decir que se sale el agua del grifo del lavabo y te va a estropear el mueble, te dirán que ese no es su problema.

Ahora si llamas y dices, tengo el mueble del lavabo estropeado, sin dar diagnósticos, te mandarán el fontanero a casa.

Puede que sea el grifo que pierde, puede que sean la red de pequeña evacuación, o algún latiguillo. Algo que en principio no estaría cubierto, pero el mueble sí.

Y evidentemente ningún seguro va a proceder a cambiar un mueble si no soluciona el problema antes. Ya tienes el 2 en 1.

¿Significa eso que tengo que dejar que el agua haga el mal?

Pues en mi opinión personal sí. Ahora bien, como en todo hay que tener cordura y no hay que dejar que el mal vaya a más y perjudique a terceros. Pues como propietarios de viviendas, tenemos una responsabilidad civil por los daños que nuestra propiedad pudiera ocasionar.

Es decir ser consciente de un problema grave que se está creando por una fuga en su domicilio y no hacer nada, se consideraría como un acto de negligencia.

Fugas de agua en el baño

Así que si por ejemplo, como me sucedía a mí, el bidé te pierde agua, no llames para decir que hay un charco de agua en el suelo cada vez que abres el grifo del bidé.

Sino que tienes una jamba de una puerta hinchada y no sabes que ha podido ser.

¿Entiendes la diferencia?

Igualmente si se rompe un tubo de calefacción que va por el suelo, tú no lo ves, lo puedes percibir porque de repente el suelo está muy caliente en un área, no solo por donde pasa el tubo.

Pero el vecino de abajo sí se va a dar cuenta cuando le salga la humedad, que además la degradación puede ser muy rápida.

Así que, lo que hay que decir a la operadora, mi vecino de abajo tiene una humedad en el techo de su casa que corresponde con el salón de mi casa (o dormitorio o lo que sea que caiga encima).

¿Cuanto tiempo tiene el seguro del hogar para reparar?

Aquí viene otra de las cosas, que todos los usuarios de seguros de hogar, nos enteramos cuando nos pasan las cosas, no antes.

Según la ley del seguro, el seguro no tiene la obligación de reparar, sino de indemnizar por los daños en un plazo de 40 días desde que se ha comunicado el siniestro.

Es decir, que podrías repararlo como afectado y exigirle luego el importe de la factura, debidamente justificado claro y después de que el daño haya sido valorado por un perito (like me, 😉

Respecto al importe de la indemnización, siempre que no sea exagerado claro y sea perfectamente defendible frente a un tribunal, (por deformación profesional, siempre me pongo en la peor de las situaciones para decidir como actuar).

Juntos aprendemos más

Y una vez dicho esto, quería que me comentaras abajo cual ha sido tu experiencia con los seguros del hogar cuando has dado un parte de daños por agua.

En estas cosas, todos aprendemos de la experiencia de otros, tu aporte es importante para todos.

Un saludo. Belén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *